Los expertos aconsejan invertir en el mercado inmobiliario

Los expertos aconsejan invertir en el mercado inmobiliario

Los expertos aconsejan el mercado inmobiliario: Cuatro formas distintas de invertir en vivienda.

Foro Consultores Inmobiliarios explica a los lectores de INVERTIA cómo entrar en el mercado inmobiliario e invertir en vivienda o en cualquier otro activo inmobiliario.
Invertia.

Directamente en inmuebles, acciones de inmobiliarias en bolsa, socimis, fondos o crowfunding. Hay múltiples opciones en este sector, todo depende de la capacidad inversora. Además, la inversión en el sector inmobiliario vive un buen momento. Los expertos consideran que estamos en una situación idónea para invertir en inmuebles. Los precios, aunque al alza, aún están en niveles de años pasados.

Es más, la rentabilidad de los alquileres, especialmente de vivienda, está subiendo ante la demanda existente en el mercado. En España, la rentabilidad media asciende al 4,5% y si se suma la revalorización anual, puede llegar al 8%. Y ésta es la media nacional. En ciudades como Madrid o Barcelona, esta rentabilidad es aún mayor. Esta situación ha propiciado que invertir en vivienda sea una de las opciones favoritas de los inversores. De hecho, adquirir un piso y alquilarlo es 4,2 veces más rentable que invertir en bonos del Estado.

 

1) Comprar directamente.

La inversión directa en activos inmobiliarios supone tener una importante cantidad ahorrada o recurrir a un préstamo hipotecario. Una opción que probablemente no le venga a bien a muchos inversores. A cambio, cuenta con el control absoluto sobre el inmueble. Ya contamos en su momento qué casa comprar para alquilar.

Pero además de en viviendas, también se puede invertir en oficinas, naves locales o plazas de garaje. Cada activo tiene sus peculiaridades y la necesidad de mayor o menos disponibilidad de fondos.

Y en este punto, cuando se decide invertir en un activo inmobiliario hay que diferenciar que la rentabilidad viene definida por dos parámetros: “uno, por la propia explotación del activo en alquiler generando unas rentas y otro, por las expectativas de las subidas del valor del inmueble en el supuesto de que quieras venderlo”, apunta Luis del Corral, consejero delegado de Foro Consultores.

 

2) Entrar en bolsa o en una socimi

Si se tiene menor capacidad inversora, existe la posibilidad de comprar acciones en inmobiliarias cotizadas o en socimis. Esto supone participar en un negocio inmobiliario con un porcentaje, sin tener que desembolsar cantidades demasiado importantes. A cambio se obtiene una rentabilidad si hay beneficio y está regulado por la CNMV.

Actualmente el mercado bursátil cuenta con distintos vehículos: las inmobiliarias en bolsa de siempre como Colonial, Quabit, Realia, Inmobiliaria del Sur o Neinor Homes, que acaba de aterrizar en el parqué, además de otras más pequeñas como Montebalito, Urbas y Renta Corporación. En las socimis podemos destacar las cuatro grandes Merlin, Hispania, Lar y Axiare. Pero a estas se añaden bastantes más, de tamaño más reducido, que cotizan en el MAB (Mercado Alternativo Bursátil).

 

3) Fondos inmobiliarios

Por otro lado, también está la opción de invertir en fondos de inversión inmobiliaria. Son vehículos de inversión globales, que permiten gran diversificación y acceder a los mercados de todo el mundo. Eso sí, hay que analizar cuál tiene mayor rentabilidad, su evolución y ver dónde invierte.

 

4) Crowfunding

Últimamente está de moda. Es una alternativa de inversión en la puede participar con poco dinero, invertir en un solo activo y el inversor puede entrar cuando quiera. Pero todo tiene su reverso. No hay una legislación específica, ante lo cual hay que conocer la fiabilidad de la empresa, de sus gestores, las protecciones y garantías que proporcionan al comprador y cómo desinvertir.

Con todo esto, las opciones para entrar en el sector son muchas, pero es bueno analizar dónde. Porque en las inversiones no es oro todo lo que reluce.

2017-05-04T13:26:57+00:00

Deje su comentario